Guayaquil, cuna del deporte nacional.

julio 14, 2021
Comparte este artículo en:

Por Julia Martha Murga*

Guayaquil, a propósito de la celebración de su Bicentenario, no solo festeja ser la pionera en la gesta libertaria nacional, sino también ser la cuna del deporte competitivo y organizado del país hace ya más de un siglo, ya que desde esa época comenzaron a practicarse disciplinas normadas en la urbe.

Aquí nace la estructura deportiva a partir de la creación de federaciones que motivaron la afiliación de los nacientes clubes y la posterior participación internacional de ecuatorianos.

La transición del siglo XIX al siglo XX marca la aparición de varios deportes reglamentados, es decir, se da el paso del deporte amateur al federativo, pues, si bien antes de 1920 se hacían actividades físicas, estas eran solo de recreación.

El libro Historia del movimiento olímpico ecuatoriano reseña cómo era el escenario deportivo porteño en la época republicana, antes de que el deporte sea federado y reglamentado. “En el periódico El Correo —editado en Guayaquil— se reseña las fiestas octubrinas de 1841 y se destaca que, dentro del programa de actos organizados por el entonces gobernador Vicente Rocafuerte, fue la disputa de una regata en el río Guayas y una carrera de caballos desde la calle Ancha (actual Boyacá) al Malecón, que despertaron el entusiasmo de la población”.

Estas pruebas propiciaron la creación de los primeros clubes de la ciudad, pues la rivalidad entre equipos de remeros motivaba la realización de apuestas y competencias. Por ese tiempo también se practicaba la esgrima, la hípica, el tiro al blanco, el nado. “Hacia 1860 se construye el centro de recreación Baños del Salado, al oeste de la ciudad, donde hoy está el parque Rodolfo Baquerizo Moreno”, refiere el texto.

El fútbol, originario de Inglaterra (1862), arribó al puerto principal a finales del siglo XIX. En Historia del fútbol guayaquileño, de Ricardo Vasconcellos R., se destaca a la Perla del Pacífico como la cuna del balompié nacional, ya que aquí se fundó el primer club de fútbol en 1899. “El 23 de abril de 1899, en el colegio Olmedo, en la calle de la Caridad (Chile) y Clemente Ballén, a las 2 p. m., 30 jóvenes guayaquileños se reunieron para fundar el Club Sport Guayaquil, cuyo objeto era ‘proporcionar a los socios diferentes recreaciones, específicamente los siguientes juegos: fútbol, críquet, béisbol, tenis, botes y otros’. Fue el instante del nacimiento del moderno deporte en Ecuador, pues las ramas deportivas citadas, que más tarde alcanzarían gran popularidad, era aún desconocidas en nuestro medio, aparte que las que ya se practicaban carecían de reglas específicas”, relata Vasconcellos.

Mario Canessa, en su obra 100 años del tenis ecuatoriano, resalta que el deporte blanco llega con el Club Sport Guayaquil. “Fueron sus fundadores los que mostraron al país los deportes que ellos habían practicado en Europa”; y la primera cancha de tenis local se creó por 1905 en La Atarazana.

Precisamente, la condición de Guayaquil como puerto principal le otorga una cualidad particular para ser la entrada de los deportes que comenzaron a aparecer desde 1900. Por el Astillero ingresaron las primeras reglas e implementos de algunos deportes, según el historiador Juan Albino Astudillo. “Juan Alfredo Wright llegó con el primer balón inglés, junto con las reglas del fútbol, traducidas al español”, refiere. Y no solo el fútbol, el básquet, béisbol, atletismo, ajedrez y otras actividades comenzaron a practicarse de manera más formal en Guayaquil. “En Ecuador, el béisbol se inicia desde 1919 a raíz del retorno de estudiantes guayaquileños que residían en EE. UU., en cuyo país los colegiales practicaban este deporte”, y este se popularizó tanto como el ecuavoley o el indor.

El historiador Alberto Sánchez Varas también reseña el aporte de los desplazamientos de los guayaquileños a otros países en la aparición de nuevas disciplinas deportivas. “Había estudiantes universitarios que cursaban en el exterior y cuando regresaban les enseñaban a sus compañeros, y no solo practicaban el deporte, sino que traían los reglamentos, pues hay que entender que en aquella época las comunicaciones no eran tan fáciles. En ese entonces, aquí se desconocían los reglamentos; solo periódicos o revistas tenían algún conocimiento de las reglas”.

Sánchez Varas incluso atribuye a Guayaquil la cualidad de ser pionera del establecimiento de la estructura del deporte nacional al tener la primera federación. “El gobierno de Brasil organizó los primeros Juegos Panamericanos, en septiembre de 1922, e invitó a todos los países del continente, incluido Ecuador, pero como no había una estructura deportiva, la invitación se diluyó”, señala.

Luego, narra: “El gobierno de Ecuador dijo que no tenía dinero para mandar una delegación, y como una reacción, los guayaquileños decidieron organizar la Federación Deportiva de Guayaquil; de allí vino un proceso rápido de organización deportiva. Se creó la Concentración Deportiva del Pichincha, la Fedeazuay y la Federación de Tungurahua. En 1925, se funda la Federación Deportiva Nacional del Ecuador (Fedenador), también en Guayaquil”.

Para esa década, la Federación Deportiva de Guayaquil, que hoy es la Federación Deportiva del Guayas, ya tenía tres afiliaciones internacionales (una era de fútbol y la otra, de atletismo) y se las donó a la Fedenador, que antes gestionaba la participación internacional de atletas ecuatorianos. Posteriormente, se crea el Comité Olímpico Ecuatoriano, cuya sede oficial se inaugura en 1982, en el puerto principal.

* Periodista y docente de Periodismo Deportivo de la Universidad Casa Grande.

Comparte este artículo en:

YA DISPONIBLE VENTANALES 19

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

SIGUE NUESTRAS REDES

Inicio | Políticas de Privacidad | Contacto y Direcciones

Frente a la puerta 6 del C.C. Albán Borja.
(+593-4) 220-2180 (+593-4) 372-6250.
Guayaquil – Ecuador

Primera universidad de la costa ecuatoriana en convenio con:

 

 

 

MIEMBRO DE: