Metanoia*

enero 27, 2021
Comparte este artículo en:

Días sofocantes de cuarentena en abril, momento ideal para proponerse olvidar, querer, comenzar a amar. De amar la vida, amar a tu familia, amarte a ti mismo. De respirar aire puro. De abrazar a tus amigos. De tomar cervezas en cualquier bar. De sonreír un poco más que de costumbre. De dejar la cara seria e intentar exteriorizar lo risueño que sueles ser.

De intentar ser mejor cada día, cada hora, cada minuto, cada momento.

Entonces te das cuenta que todo es incontrolable. Que la vida son ratos buenos y otros malos que van sucediendo entre sonrisas, amarguras, tristezas, sorpresas. Que la vida perfecta es una montaña rusa que no deja de subirnos y bajarnos a cada rato. Al principio te niegas, con el tiempo lo aceptas y después, aprendes a disfrutarla así.

Recuerda que todos los domingos por la noche vendrán sesiones de preguntas existenciales en bucle, un domingo más, sin respuestas. La búsqueda insaciable del botón de reset[1] y querer volver a empezar.

Olvidarse de todo lo que sucede en el mundo exterior para interiorizar tu amor personal, sin dejar de lado la empatía por la situación actual.

Este es un momento crucial para querer convertirte en algo especial.

Pero… ¿Sabes que es convertirse?

Convertirse significa cambiar de dirección. Un cambio de dirección en la vida, pero no un cambio minúsculo, sino un verdadero cambio de sentido.

Es una travesía de conversión de mente, de vida y corazón. Quitar lo que sobra y añadir lo que falta.

Mientras intentamos cambiar el mundo, el mundo nos ha cambiado la vida a todos nosotros, pero ¿qué es la vida con todos los recuerdos?

La vida es no quedarse anclado en el pasado. Levantar la cabeza y seguir; es como deberías vivir.

La vida es un salto de fe al vacío con los ojos vendados, es arriesgarse y tener la confianza que todo estará bien.

Redescubrirte como una persona que tiene mucho más que ofrecerle al mundo, una persona que sonríe cada día más, una persona que se vuelve a encontrar consigo misma y se quiere aún más. Eso es cambiar.

Ahora viene la pregunta de cajón y no me despediré sin antes expresar mi clamor.

¿Quién eres ahora después de todo esto?

*Por Rubén D. Ruata Buenaño. Licenciado en Diseño Gráfico y Comunicación Visual de la Universidad Casa Grande (UCG). Director de arte en la agencia Geeks. Ganador de: un Effie de bronce en la categoría Marketing Estacional de los premios Effie Ecuador 2019; un Gran Cóndor Estudiantil 2013 y 2014; y un Cóndor de Bronce Estudiantil 2017 y 2018; y parte del shortlist en la categoría Nuevos Talentos del Festival Ojo de Iberoamérica 2014.

 

[1] Reiniciar, en español

Comparte este artículo en:

YA DISPONIBLE VENTANALES 19

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

SIGUE NUESTRAS REDES

Inicio | Políticas de Privacidad | Contacto y Direcciones

Frente a la puerta 6 del C.C. Albán Borja.
(+593-4) 220-2180 (+593-4) 372-6250.
Guayaquil – Ecuador

Primera universidad de la costa ecuatoriana en convenio con:

 

 

 

MIEMBRO DE: